Ventas electrónicas recuperan terreno

Bogotá, agosto 5 de 2020.– Aun cuando la crisis económica generada como consecuencia de la pandemia por el covid-19 derivó en una notoria reducción en el número de transacciones electrónicas y en el volumen de facturación de diversos sectores de la economía durante los primeros días del aislamiento preventivo obligatorio decretado por el gobierno de Iván Duque, un reciente informe presentado por la procesadora de pagos electrónicos Redeban, evidencia una leve pero sostenida recuperación en los últimos meses, vinculada a la habilitación de distintos sectores económicos.

Es así como en el reporte, generado por la herramienta de analítica e inteligencia de negocios DataMÁS de Redeban, se evidencia que a pesar de que en este periodo se registra un comportamiento negativo, con relación a lo reportado en 2019, el mayor impacto se presentó en las últimas semanas de marzo, con una reducción del 44,9 % en el número de transacciones y del 60,5 % en la facturación.

Así mismo, el informe, que revisa el comportamiento transaccional de los 120 primeros días de cuarentena, demuestra que con el paso del tiempo y debido a las medidas de flexibilización implementadas para la reactivación de diversos sectores de la economía, las cifras negativas en estos dos rubros vienen disminuyendo. Sin embargo, el país aún se encuentra lejos de alcanzar los datos de 2019.

En este sentido, mientras que en el consolidado de abril se evidenció un decrecimiento de 31,3 % en el número de ventas (transacciones) y de 45,5 % en los montos gastados (facturación), en mayo la disminución de estos valores fue de 22,9 % y 24,3 % respectivamente, en junio de 14,8 % y de 16,2 %, y en las tres primeras semanas de julio de 10,8 % y 15,3 %.

Al revisar el comportamiento de las compras realizadas de forma presencial, en comparación con las virtuales, se observa que las transacciones realizadas directamente en los establecimientos de comercio presentan un decrecimiento más pronunciado.

“Las transacciones realizadas por internet muestran una tendencia positiva, que se prevé continúe y sea reforzada por la jornada del día sin IVA que se encuentra aplazada. Previo al decreto de cuarentena obligatoria, las compras por internet solo presentaban el 17% de las transacciones, ahora se ubica alrededor del 30%, lo que significa que tres de cada diez compras que se realizan en el país se efectúan por este medio” explicó Andrés Felipe Duque, presidente de Redeban.

Sin embargo, a pesar del crecimiento en el número de ventas virtuales (abril con 129,8 %, mayo con 138,2 % y junio con 103,6 %) esto no se ve reflejado en un aumento en la facturación, pues el ticket promedio para las compras por internet se redujo en cerca del 50%.

“El año pasado el valor del ticket promedio para esta tipología de compras era del orden de los $130.000, mientras que este año, durante el período analizado, se encuentra en un promedio de $67.000. Las causas para este comportamiento pueden variar, pero podrían estar ligadas, por un lado, a la reducción en compras de alto valor, vinculadas a compras en categorías como Aerolíneas – Agencias de Viaje, y, por otro lado, al aumento en las transacciones de bajo ticket, como los segmentos de Artículos para el Hogar y Alimentación”, añadió Duque.

Por su parte, al analizar el comportamiento por actividad económica, se observa que los segmentos relacionados con Eventos y Aerolíneas presentan decrecimientos superiores al 90%, en abril, mayo y junio, tanto en transacciones como en facturación, mientras que la actividad denominada Tiendas por Departamento y Alimentación, en donde se encuentran los supermercados y las tiendas de descuento, presenta crecimientos superiores al 60%.

La categoría de mayor crecimiento es la de Carga, Mensajería y Transporte, con incrementos superiores al 8.000% en transacciones y de 3.000% en facturación, actividad dentro de la que se encuentran los servicios logísticos de entrega de domicilios.

Por último, el reporte realiza un análisis del impacto del covid-19 en las diez principales ciudades del país, con Cartagena como la ciudad con mayor afectación, tanto en transacciones como en facturación, debido a su vinculación con actividades relacionadas con el turismo.

En abril de 2020 su facturación se redujo 69 % respecto al mismo mes del año pasado, en mayo esta disminución fue de 62 %, mientras que en junio y el acumulado de julio el decrecimiento fue de 57 %.

En el caso de Bogotá, se observa que es la ciudad con menor impacto en cuanto a transacciones, pero no en facturación. Lo anterior se da porque la mayor parte de las compras por internet (Venta No Presente) tienen como sede la capital, lo que amortigua el efecto de la caída en transacciones.

close
Comparte: