Crayola y Lápiz Jardín Infantil Bilingüe acondicionó sus instalaciones para volver a clases 

BOGOTÁ.- Comprometidos con el proceso pedagógico de la infancia, Crayola y Lápiz Jardín Infantil Bilingüe del municipio de Chía, en Cundinamarca, está listo para el retorno gradual a clases, gracias a la adecuación que ha realizado en sus instalaciones en cumplimiento del protocolo de bioseguridad del covid-19.

Teniendo en cuenta, que el jardín reúne a niños entre los 2 y 7 años, un personaje llamado guardián de la seguridad será el encargado, junto con docentes y demás miembros de la institución educativa, de guiar a los estudiantes a sus salones, baños y comedor para que cumplan las normas de bioseguridad, comprendiendo la importancia que tiene el autocuidado y el cuidado a los demás, proceso de aprendizaje que se logra con actividades lúdicas y pedagógicas.

Por otro lado, la auxiliar de enfermería tomará la temperatura, revisará que los niños asistan con tapabocas, validará la desinfección de zapatos y manos, y, si se cumple con todo, mostrará una carita feliz que le permitirá el ingreso a clases.

Carolina Rincón, rectora de Crayola y Lápiz Bilingüe, manifestó: “el personaje motivará y enseñará a los niños de forma didáctica y creativa el auto cuidado y el protocolo. Al igual, se hará seguimiento a los docentes, directivos y auxiliares que hacen parte de la institución previamente capacitados en bioseguridad con los niños, lo que será fundamental para el cuidado de todos”.

Entre tanto, en Crayola y Lápiz Bilingüe se dispone estaciones de antibacterial, proceso de desinfección de pies con tapetes y lavamanos portátiles, todo esto ubicado en sitios estratégicos del jardín. Además, distanciamiento de un metro y medio entre cada uno de los puestos de los niños con escudos y protectores individuales que también se incluyeron en comedores para consumir los alimentos con tranquilidad. Los alimentos, documentos y demás productos que ingresan al Jardín serán desinfectados en la cabina de ozono que se ubica en la entrada del jardín.

La rectora explicó que, en un principio, los niños asistirán a clases de 2:00 a 4:00 p.m. para aprender sobre dos dimensiones, como son la de ética y la socioafectiva. La primera integra valores y autocuidado; y la segunda, estética, de creatividad y arte. 

Mientras los niños asisten a los comedores, el equipo de desinfección realiza su labor en los salones, corredores y baños. Además, se dispone del área de enfermería para hacer control de temperatura no solo de los niños, también de los demás miembros de la institución.

“Es importante resaltar que el Jardín es consciente de la importancia que tiene para la infancia el proceso de aprendizaje, socialización y comunicación. Por eso, estamos listos para abrir con todos los protocolos que exigen las secretarías de Educación y Salud. Los padres de familia tienen una gran responsabilidad en el proceso y deben tener confianza en todos los esfuerzos que hemos realizado para que el retorno gradual a clases se realice de la mejor manera”, resaltó la rectora. 

close
Comparte: