Tecnología, esencial en modelo híbrido de educación pos pandemia

BOGOTÁ. (AmCham Colombia).- Promover un modelo de aprendizaje híbrido, que integre la presencialidad y la virtualidad, apoyado de herramientas tecnológicas que permitan elevar la calidad de la formación, reducir el riesgo de contagio por covid_19 en los centros educativos y garantizar la accesibilidad a los estudiantes de educación básica y superior de todas las regiones de Colombia es la alternativa por la que apostará el sector educativo del país en esta fase de pospandemia.

 

Así se dio a conocer en un foro organizado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, en alianza con Cisco, que contó con la participación de la jefe de la Oficina de Innovación Educativa del Ministerio de Educación Nacional, Diana Silva; la vicerrectora de Innovación de la Universidad EAN, Juanita Rodríguez; y el Sales Specialist Premium Services de Cisco Colombia, René Sanz.

De acuerdo con la jefe de la Oficina Asesora de Innovación Educativa del Ministerio de Educación Nacional, Diana Silva, el MinEducación viene trabajando desde años atrás para avanzar en la transformación digital de los planteles educativos del país y capacitar cada vez a más docentes para que puedan estar preparados ante los retos que impone la digitalización de la educación y que se aceleraron con la pandemia de la covid-19.

“En los últimos siete años hemos formado a más de 140 mil docentes del sector público en el uso y apropiación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Este trabajo ya ha dado algunos frutos, por lo que hoy no estamos en un primer nivel de exploración alrededor de estas tecnologías, sino que estamos concentrados en su integración dentro de las aulas de clase del país”, puntualizó Silva.

Un cambio de paradigma  

En este sentido, la vicerrectora de Innovación de la Universidad EAN, Juanita Rodríguez , señaló que la contingencia por la covid-19 ha demostrado que las universidades que hagan esa apuesta por lo digital y entiendan su nuevo papel seguirán siendo relevantes, muestra de ello es que, “fue uno de los pocos sectores que gracias a la tecnología pudo seguir adelante, en la mayoría de los casos, lo que su vez permitió que se siguiera moviendo la economía porque la mayoría de los puestos de trabajo se pudieron mantener”.

Agregó que, lo que se debe hacer ahora es repensar la presencialidad y volver a darle sentido para avanzar hacia un modelo de alternancia académica que sea más flexible, de manera que los estudiantes asistan a las aulas en los casos en que se hace realmente necesaria su presencia.

“En la EAN hicimos hace poco una encuesta con nuestros alumnos sobre cómo iba a ser la alternancia para el regreso a clases y el 70% nos dijeron que estaban bien con el esquema virtual, ya que muchos de ellos regresaron a sus regiones, viven con adultos mayores y temen ponerlos en riesgo, y tampoco quieren retomar el uso de transporte público, por ahora, pues aún tienen dudas”, explicó la Vicerrectora de Innovación de la Universidad EAN.

Los retos 

Otro actor clave en este cambio de paradigma es el sector privado, con el cual las universidades y el Estadodeben estrechar sus relaciones y apostar conjuntamente por la investigación, innovación y desarrollo del país, ya que estamos es un momento en el que los modelos de negocio, de todos los sectores de la economía, van a empezar a transformarse y esa transformación va a estar mediada por la tecnología.

“Los modelos de negocio empiezan a cambiar porque los usuarios cambian y si queremos crecer como empresas debemos tener esto en cuenta, repensar nuestros procesos y avanzar hacia una verdadera transformación digital, de lo contrario, poco a poco iremos saliendo del mercado”, advirtió Silva.

Para René Sanz, Sales Specialist Premium Services de Cisco Colombia, bajo este cambio de mentalidad, parte de los desafíos apuntan a un acceso sin fronteras tanto del conocimiento como de la tecnología, donde los estudiantes puedan formarse en entes educativos de cualquier parte del mundo, lo que implica que las universidades del país también deben prepararse para compartir globalmente.

También, el mercado laboral demanda nuevas habilidades. “Un estudio del World Economic Forum refleja que el 85% de los trabajos que las generaciones Z y Alfa van a tener en el 2030 aún no se han inventado, por lo que se vuelven claves elementos como la inteligencia artificial y la automatización que van a remplazar muchas de las actividades tradicionales que hoy realizamos”, aseguró Sanz.

De esta manera, urge acelerar la transformación digital en los modelos educativos para que estos sean más resilientes, flexibles e innovadores, se ajusten a las nuevas necesidades y, sobre todo, garanticen el acceso e inclusión de toda la población, incluidas las zonas más remotas, lo cual sigue siendo uno de los principales desafíos del país para lograr adaptarse a esta nueva realidad que llegó para quedarse.

close
Comparte: