Apuntes Sueltos, julio 26

Comparte:

Apuntes Sueltos, julio 26.- Vehículos que circulan por calles y avenidas y también usan rines: buses que llevan a obreros y trabajadores a sus empresas y de regreso a sus casas. Buses que llevan niños a sus colegios.

Taxis que transportan personas, algunas de ellas ancianos que ya no puede usar el bus para ir al médico y turistas nacionales y extranjeros. Empleados y profesionales de clase media cuyo ingreso no les alcanza para comprar un carro.

Vehículos de gama media en los que van a sus sitios de trabajo maestros, médicos, abogados, ingenieros, odontólogos, arquitectos y otros profesionales que cometieron la imprudencia de comprar un carro por el que pagan impuestos y seguros como si lo usarán todos los días, pero que solo pueden usar un día si y otro no gracias a la irresponsabilidad y resentimiento de alcaldes y alcaldesas que creen que tener un vehículo propio es sinónimo de riqueza y no el resultado de la carencia de un medio decente de transporte masivo. El metro, por ejemplo.

Camiones que mueven alimentos, bebidas y mercancías. Ambulancias, patrullas y carros de bomberos.

Motos y bicicletas, con personas a bordo que llevan comida, medicamentos, mercados y pedidos a domicilio a familias enteras que no se atreven a salir a las calles por miedo a la pandemia, los atracadores, los asaltantes y, últimamente, los vándalos que a nombre de los pobres destruyen los buses en que se transportan los pobres con el beneplácito de quienes viajan en carros blindados comprados con los impuestos que pagan todos los ciudadanos, no sólo los que tienen carro con rines de lujo y cuenta en Twitter.

Camionetas blindadas para Alcaldesas y sus escoltas que se compraron con los impuestos que pagan los ciudadanos, queman gasolina pagada por los ciudadanos y que envían a que les cambien los rines en talleres pagados por los ciudadanos.

El empresario Mario Hernández no es el único que tiene carro en Bogotá, ni los únicos que se dañan por culpa de los huecos son los rines de lujo.

Ocurre que son decenas de peatones, ciclistas, motociclistas y conductores que han fallecido porque cayeron en un hueco, por culpa de un hueco o tratando de esquivar un hueco.

En Bogotá, los huecos también matan.

Apuntes sueltos

A propósito de carros y rines de lujo les comparto este video que me hace llegar Alfonso Garzón a través de Twitter:

Hay vida más allá de Netflix

Se le informa a periodistas cuyas principales fuentes de información son un Smartphone y lo que les llega a través de Twitter y WhatsApp que hay vida más allá de Netflix. Que las series, películas y documentales  que ven en esa formidable plataforma de entretenimiento suelen estar basados en hecho de la vida real. Los actos terroristas, por ejemplo. No todos claro. Algunos ocurren primero en la ficción y después en la realidad. Un canal muy visto por los televidentes tiene como lema: Ocurre en la vida, ocurre en TNT.

Las Farc si existen

A quienes me corrigieron un titular de libvretadeapuntes.com que dice

Las Farc confiesan autoría de atentados contra Iván Duque y Brigada 30 en Cúcuta

les digo que sí, que las Farc existen. Que nunca se desmovilizaron. Que las tales disidencias no existen o por lo menos no son los que están en el monte o en Venezuela. Los verdaderos disidentes de las Farc son quienes se jubilaron o de van a jubilar de la vida guerrillera con sueldo de congresistas y que ahora se hacen llamar Comunes. Piénselo bien y verán que los verdaderos disidentes son quienes decidieron respetar el Acuerdo de Paz y no quienes siguen traficando con armas, cocaína, dinamita y dineros mal habidos.

Derechos y deberes

La Constitución de Colombia está cumpliendo 30 años por estos días. A quienes conmemoraron su vigencia sin haberla leído y salen a las calles o a las redes sociales a exigir el respeto por sus derechos se les recomienda darle una mirada al Capítulo de los deberes. Ocurre que los ciudadanos tenemos derechos y deberes por igual. Los periodistas, por ejemplo, no podemos andar por ahí criticando a todo el mundo con o sin razón y exigir que nos pidan permiso cuando deciden darnos de la misma medicina.

Vacunas si hay

Se le avisa a la población que SI HAY VACUNAS. Que hay suficientes para todos y que ya no hay que pedir cita para vacunarse si ustedes tienen más de 30 años y vive en pueblos de más de 100 mi habitantes o más de 18 años en poblaciones con menos de 100 mil habitantes.

Que la cepa Alfa ya llegó a Colombia y que, como diría Pambelé, mejor estar vacunado que no estarlo. La mejor vacuna es la que nos ponen.

A quienes aún lo están pensando o creen que los gobiernos no los pueden obligar a vacunarse se les informa que están equivocados. Sí, si los pueden obligar. Directa o indirectamente. Pero pueden. Se trata de inmunizar a la mayoría de la población. No se trata solo de mí, sino de quienes me rodean. Si me protejo yo, ellos también.

Los senos, el último mito urbano sobre las vacunas

Lo acabo de oír en La FM. Es el último mito urbano sobre los efectos secundarios de la vacunas. Dicen que en TikTok, la red social de moda, circula un video según el cual a las mujeres vacunadas les crecen los senos. La versión es, para bien de algunas y desgracia de otras, una noticia falsa.

No hay pruebas, dice la publicidad de marras, de que por cuenta de las vacunas se van a ahorrar el cirujano plástico, si es que el tamaño les importa, claro están

Hasta aquí, mis apuntes sueltos…

Yo soy Ricardo Galán y esta es mi libreta de apuntes

PD

Si no piensa vacunarse un consejo no pedido aproveche y disfrute los Juegos Olímpicos 2020… Puede ser los últimos que vea…

 

Comparte:

Deja una respuesta

Abrir chat