Partido intenso, vertiginoso, de mucha adrenalina. FALCAO, genio y figura, solitario y solidario. Bilbao quiso imponerse y «ensuciar» el partido con marca fuerte, buscando al contrario en todo el campo. No contaban con los golazos de Diego y de nuestro Tigre; jugador crack, goleador de raza, que no se arruga ante las patadas, lidera, empuja al grupo, anima, ordena, se inspira. Tuvo como soporte a sus compañeros Turán, Diego, Suárez, Godín y Miranda. Además el arquero Curtois, como héroe en el área. Adrián López, granjugador, pero de egoísta subido. La diferencia pienso, radicó en un equipo concentrado, de experiencia  y ordenado contra otro nervioso, inexperto y descoordinado.Ver mas