Press "Enter" to skip to content

Fondos de pensiones comentan conclusiones de la Misión Empleo

Comparte:

La rentabilidad histórica de los fondos de pensiones ha sido una de las más destacadas a nivel internacional, y supera ampliamente lo necesario para compensar las comisiones de administración.

La Misión recomienda utilizar una pensión no contributiva como garantía de pensión mínima, recomendación que destacamos y apoyamos desde el gremio.

Bogotá, enero 12 de 2022. La Misión de Empleo de Colombia, conformada por un equipo de expertos independientes del más alto nivel, realizó un diagnóstico completo y acertado del mercado laboral colombiano.

Desde Asofondos celebramos misiones como esta de manera especial, porque corregir los problemas del mercado laboral no solamente redundará en un mayor bienestar para los trabajadores, sino que permitirá que más colombianos se pensionen con mayores pensiones. 

Como menciona el informe, Colombia se caracteriza por un fuerte desempate entre el marco jurídico y la realidad del mercado laboral. Apoyamos la idea de implementar reformas que conduzcan hacia un mercado laboral menos segmentado y más favorable a la productividad.

En el frente pensional, hemos venido señalando algunos de los mensajes que incluye el informe de la Misión. Entre ellos, la competencia entre regímenes que es indeseable. Además, el Régimen de Prima Media es altamente regresivo y costoso para el fisco; el 70% de los subsidios en éste y en los regímenes especiales llega a personas que no los necesitan. Por demás es necesario aumentar la cobertura de programas como el de Colombia Mayor. 

Sin embargo, el informe plantea que “el RAIS requeriría de una tasa de interés de 20% anual para que los trabajadores recuperen el valor de sus ahorros (dadas las altas comisiones y que la garantía de pensión mínima es irrelevante para la mayoría”. 

Esta afirmación no corresponde a la realidad de los afiliados, por las siguientes razones:


a) Asume que el trabajador deja la plata solo un año y luego la retira. En realidad, los recursos permanecen por décadas.
b) No tiene en cuenta que la comisión y el aporte al Fondo de Garantía de Pensión Mínima (FGPM) se cobran una sola vez, al hacer el aporte.
c) No tiene en cuenta el interés compuesto.
d) No tiene en cuenta que el aporte pensional está exento de impuestos, y otras alternativas de ahorro no lo están. 

Veamos más en detalle

Específicamente, el cálculo que lleva a la Misión a la conclusión errónea, es el siguiente: 
Después de descontar seguros, el valor del aporte del trabajador es 14%, pero solo 11,5% llega a su cuenta porque 1,5 puntos se destinan al fondo de garantía de pensión mínima (FGPM), y otro punto va a cubrir los costos de administración (como personal, oficinas, etc.). Entonces, si un cotizante quiere que los 11,5 que llegaron a su cuenta se conviertan en 14 al final de un año, necesita una rentabilidad cercana al 20%.

El cálculo es válido para una persona que cotiza una única vez, solo un año antes de cumplir la edad de pensión y luego retira todo el saldo. ¡Esto nunca pasa! 

Por el contrario, los afiliados ahorran para pensión por décadas. Entonces, si por ejemplo se quiere que los 11,5 se conviertan en 14 en un plazo de 10 años, la tasa necesaria es de 2%. Y si el plazo es de 25 años (que corresponde a las semanas mínimas para pensionarse en el RPM), la tasa es 0,8%. La diferencia surge porque la comisión y el aporte al FGPM se cobran una sola vez, cuando se hace el aporte. En contraste, los intereses se componen muchas veces, una por cada año que el dinero permanezca en el fondo.

Pero, además, hecho de esta manera, el cálculo es injusto porque se le pide a la administradora que no solo compense sus costos de operación, sino que compense el aporte solidario al FGPM, que hacen todos los afiliados para garantizar pensiones de un salario mínimo a quienes no alcanzaron el capital para financiarla. Si no se tiene en cuenta el aporte solidario, la rentabilidad necesaria para recuperar el valor aportado es 0,8% en 10 años y 0,3% en 25 años. 

En comparación, la rentabilidad real de los fondos de pensiones ha sido del 8%, muy superior a la necesaria para compensar las comisiones. Cabe mencionar, igualmente, que las comisiones por administración se cobran tanto en el RAIS como en el RPM. Su nivel está en niveles medios, ni las más altas ni las más bajas de acuerdo con el último ranking de la OCDE.

Desde Asofondos también destacamos una de las recomendaciones de la Misión, relacionada justamente con los aportes solidarios. Actualmente, los subsidios que se otorgan en el RAIS a quienes no tienen el capital suficiente para tener una pensión de salario mínimo, se financian con los aportes de los mismos afiliados: unos afiliados subsidian a otros. 

La Misión recomienda usar una pensión no contributiva como garantía de pensión mínima; es decir, que el subsidio provenga del Presupuesto de la Nación y no de los aportes de los afiliados. Si esta recomendación se implementa, los pensionados serían los más beneficiados porque aumentarían sus pensiones sin necesidad de aumentar los aportes. Además, se premiaría la formalidad, que hoy está de cierta manera castigada por el aporte solidario.

Por último, tampoco es cierto que la Garantía de Pensión Mínima sea irrelevante para la mayoría. Vale recordar que el 78% de los cotizantes del RAIS, aportan sobre ingresos entre 1 y 2 salarios mínimos, segmento que se beneficiaría de la vía de dicho fondo solidario. Además, vale mencionar que actualmente el 60% de los pensionados por vejez en el RAIS reciben dicha garantía de pensión mínima.

Comparte:

Be First to Comment

Deja una respuesta