Press "Enter" to skip to content

Salario mínimo debe ayudar a consolidar recuperación económica: Aliadas

Comparte:

Bogotá, 2 de diciembre de 2021 (ALIADAS).- La siguiente es la declaración de Aliadas, alianza de gremios y asociaciones empresariales de Colombia, presidida por María Claudia Lacouture, a propósito del comienzo de las conversaciones para establecer el salario mínimo para 2022.

Un ejercicio de sensatez y realismo

La discusión del salario mínimo siempre representa uno de los momentos más importantes de la economía del país porque requiere una discusión responsable entre las partes, un conocimiento claro de las consecuencias que conlleva un incremento muy bajo o muy alto, porque ante todo de lo que se trata es de garantizar un equilibrio, estabilidad económica, el poder adquisitivo y la capacidad productiva. De nada sirve un aumento generoso que devore la inflación en pocos meses.

Necesitamos un acuerdo que nos garantice a todos un año transitable y sin sobresaltos.

Sin embargo, las conversaciones con miras al salario de 2022 se dan en un contexto muy particular, en un momento de recuperación, con medidas económicas, sociales y sanitarias. Es necesario recuperar la normalidad y mantener una senda positiva de crecimiento económico que contribuya a la reducción de la pobreza y sea sostenible en el largo plazo.

Hay que tener en cuenta que el crecimiento que vimos este año se da luego de la mayor contracción de la economía colombiana en el último siglo. De hecho, el PIB acumulado de los tres primeros trimestres de 2021 es tan solo 1.5 % superior al mismo periodo de 2019.

De tal forma que para el 2023, continuará la recuperación con previsibles rebrotes de nuevas cepas del virus, incertidumbre externa por la respuesta fiscal y monetaria de otras economías, además del debate político natural de los procesos electorales que tendremos el próximo año. Tenemos que ser prudentes y responsables.

Las conversaciones para establecer el salario mínimo de 2022 deben estar enmarcadas hacia la consolidación de la recuperación económica, el cuidado de las variables macroeconómicas y especialmente en evitar un espiral inflacionario. Además es necesario estimular la generación de empleo formal, que continúa por debajo de los niveles prepandemia en 685 mil puestos de trabajo al mismo tiempo que se desacelera la reducción del desempleo.

Este momento nos debe llevar a profundizar la conversación para poner sobre la mesa formas novedosas de empleabilidad y remuneración con acciones encaminadas a responder a las nuevas necesidades de las industrias, flexibilización laboral, incentivos para la generación de empleo y el uso de tecnología.

Además, se debe promover de manera decidida la formación con calidad y pertinencia, acorde a los requerimientos de las empresas que hoy no encuentran el talento capacitado para las labores que requieren, dificultando la inserción a las cadenas globales de valor. 

Es importante que, a la hora de tomar las decisiones sobre el salario mínimo para 2023 se considere el efecto que este tiene sobre la inflación, el costo de los bienes y servicios, el costo de la vivienda prioritaria y de interés social, las sanciones y tributos nacionales, entre otros elementos, para que las decisiones sean las más acertadas y ayuden a consolidar el crecimiento económico.

La política del salario mínimo debe garantizar el ingreso de los  trabajadores y al mismo tiempo debe propender la creación de empleo, incentivar la formalización y ante todo, evitar ser un factor de destrucción de empleo. 

No es un pulso entre empresarios y trabajadores 

Todo fin de año trae al debate público la discusión sobre el aumento del salario mínimo. Y pareciera que fuera un pulso entre empleador y trabajador, entre patrón y ciudadano. En realidad, se trata de una ecuación que busca el equilibrio para que el costo de producción de los primeros mantenga viable la iniciativa privada y la seguridad económica de los segundos, que puedan tener un poder adquisitivo digno para suplir sus necesidades económicas. 

La discusión por el salario mínimo debe también tener en cuenta a los colombianos que viven en la informalidad, donde la mayoría de personas pasan sus días en el rebusque, sin una red de protección social para ellos y sus familias.

Una discusión sensata que evitaría que el país se sumerja en un tire y afloje este fin de año, es aquella encaminada a plantear una reforma laboral que provea estímulos y soluciones sostenibles a la generación de empleo y formalización, para evitar camisas de fuerza que dificulten la contratación y el crecimiento económico.

ALIADAS considera fundamental que se den las condiciones para la consolidación de un sistema laboral flexible, sensato, que provea de forma eficiente diversas alternativas de contratar, que genere los incentivos correctos y que el Estado, cumpliendo con su deber social, garantice que los trabajadores cuenten con salarios justos y de esta forma se contribuya a la generación de crecimiento, bienestar y competitividad para nuestro país.

ALIADAS, alianza de 16 gremios y asociaciones empresariales de Colombia está dispuestas a acompañar la Mesa Nacional de Concertación Laboral que comenzará este viernes 3 de diciembre para contribuir al consenso que beneficie a trabajadores, empleadores y la economía nacional.

ACEMI, Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral

ACODRÉS, Asociación Colombiana de la Industria Gastronómica

AFIDRO, Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación y Desarrollo

ALIANZA IN, Gremio que impulsa innovación y tecnología digital

AMCHAM COLOMBIA, Cámara de Comercio Colombo Americana

ANDA, Asociación Nacional de Anunciantes

ANDEMOS, Asociación Nacional de Movilidad Sostenible

ASOBARES, Asociación de Bares de Colombia

ASOCAJAS, Asociación Nacional de Cajas de Compensación Familias

ASOMEDIOS, Asociación Nacional de medios de comunicación

ASOTIC, Asociación de Operadores de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones

BPRO, Asociación Colombiana de BPO

CCCE, Cámara Colombiana de Comercio Electrónico

CCIT, Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones

FITAC, Federación Colombiana de Agentes Logísticos en Comercio Internacional

UCEP, Unión Colombiana de Empresas Publicitarias

Bogotá, 2 de diciembre de 2021

En twitter @AliadasAlianza

Comparte:

Be First to Comment

Deja una respuesta

Abrir chat