Los taxistas de Bogotá acaban de demostrar, una vez más, que los pueblos son superiores a sus dirigentes. Ante la absurda propuesta del Gobierno de Bogotá de imponer en una prima de navidad obligatoria de $2.000 han dicho, como en la canción: “Se los agradezco, pero NO.” Y es que los taxistas bogotanos, además de conocer su oficio, saben sumar. Saben que aplicarle dos mil pesos de sobre precio a las carreras, equivale a duplicar el costo de la llamadas “Carrera Mínima”, que son la mayoría de servicios en la ciudad. Los taxistas, que no son brutos, entienden que al duplicar el precio los usuariosVer mas

Vía Blackberry empezó a circular hace unos minutos una carta abierta de un ciudadano preocupado al Alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas. Por ser un tema de palpitante actualidad la reproduzco a continuación. Trancones de Bogotá, septiembre 22 Alcalde Samuel Moreno Rojas Ciudad Le escribo por aquí porque no tengo su número de celular.  Soy uno de los millones de bogotanos que está impresionado con su incompetencia, falta seriedad y de responsabilidad. Indignado con su falta de compromiso y, sobre todo, con su descaro frente a las absurdas situaciones que se presentan día a día en nuestra capital. Quiero decirle que si no muero enVer mas

Por: Luis Arturo Paez Si les digo que viajé por un tobogán de 147 kilómetros, que me exigió al máximo utilizar todos los sentidos, créanme que no estoy exagerando. Es el resultado de mi experiencia de recorrer desde Tunja a Bogotá por la «doble calzada». Me lo habían advertido y tenía planeado recorrerlos para saber si era cierto y la vida me permitió hacerlo sólo que me puso dos condiciones más: era de noche y llovió durante todo el tiempo. Muchos me dirán que transité por una vía que está en plena construcción y que eso es lo normal. Yo respondo que no. Esta obraVer mas

Conducir motocicleta en Bogotá exige un conjunto de habilidades que se van aprendiendo y asimilando a medida que pasan los kilómetros. Algunas destrezas tienen que ver con la manera como funciona ese tipo de vehículo, pero la gran mayoría de ellas con la forma como se maneja en la ciudad del caos. Lo primero que debemos entender, y aceptar, es que en esta selva de cemento que es la calle bogotana, el uso del espacio, el respeto por la norma y la supervivencia se asimilan a lo que ocurre en la llamada cadena alimenticia del reino animal. El motociclista es la especie inferior. La especieVer mas