Debo empezar por recordar que, aunque trabajo en la campaña rival y soy Uribista AAA me gustó la campaña del Partido Verde durante su consulta interna y la elección parlamentaria. Así lo expresé públicamente en este mismo blog en las notas: “Una campaña inteligente” del 11 de febrero y, “Si la alianza Mockus Fajardo cuaja” del 4 de abril. Destacaba de esa campaña su originalidad, su frescura y su talante limpio, generoso y amplio de criterio. Talante que ha venido perdiendo supongo, producto del triunfalismo, las encuestas, los debates y la presión propia del vertiginoso ritmo del final de una campaña. Por esos días, verdesVer mas