Según el análisis elaborado por BBVA Research, actualmente la compra de autos  por parte de los colombianos representa el 5% de los gastos de la canasta de los hogares de mayores ingresos y el 2% de la de ingresos medios.