Todo estaba dispuesto para que la jornada del 9 de abril fuera masiva, pero apenas alcanzó un éxito relativo en Bogotá. Sin duda, porque detrás de la movilización capitalina, se aliaron intereses políticos disímiles, pero vitales para cada sector convocante. La declaratoria de “día cívico” con invitación a marchar “por la paz, la democracia y la defensa de lo público”, sumada a la participación de las entidades gubernamentales, con Presidente y ministros a bordo, fueron parte de la estrategia. Como nunca antes, agua y aceite cuajaron y, a su lado, también Marcha Patriótica desplegó operativos –financiados por las Farc, según el MinDefensa– para sumar adeptos. En medio quedaronVer mas

Por: José Félix Lafaurie.– Desde hace medio siglo, cuando la guerrilla nos declaró objetivo militar y sus voceros urbanos objetivo de la guerra ideológica y política, el gremio ganadero ha lidiado con el estigma de ser un sector terrateniente, explotador y paramilitar; estigma que nuestros contradictores se han encargado de vocear en forma permanente e injusta con los 500.000 ganaderos colombianos, la mayoría pequeños y medianos trabajadores del campo, víctimas, como todos los pobladores rurales, de la violencia cruzada de guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes. Pero las cosas están pasando de castaño a oscuro. De un tiempo para acá, asistimos a un verdadero “linchamiento moral”, porVer mas