Bogotá, 17 de abril de 2019.– Cada día aparecen más avisos de SE VENDE o SE ARRIENDA en las ventanas de edificios y casas hasta hace poco dedicados al funcionamiento de oficinas de empresas de todos los tamaños. Sectores empresariales tradicionales de Bogotá han venido cambiando de uso o las viejas edificaciones están siendo demolidas en busca de otros negocios. ¿Qué está pasando? ¿Se están quebrando las empresas? Trabajadores independientes o profesionales como abogados, contadores, arquitectos o ingenieros que antes tenían sus oficinas ahí se emplearon y cerraron? Puede ser alguno de esas razones la causa de tanta oficina desocupada, pero hay un factor que creoVer mas