¿Cómo influyen las mascotas en la salud mental de las personas?

Comparte:

Bogotá.  Desde que inició la pandemia a la fecha se han incrementado el número de adopciones de mascotas, entre perros y gatos, así lo evidencia la investigación realizada por el Instituto de Protección y Bienestar Animal (IDPYBA). El estudio muestra que en 2019 se realizaron cerca de 1.147 adopciones, mientras que en el 2020 y lo que va de 2021 la cifra ya llega a 2. 121.

“La investigación humano-animal ha demostrado que las personas presentan una tendencia a percibirse más positivos cuando se encuentran en compañía de una mascota, que cuando se encuentran solos, adicionalmente facilitan la interacción social; de seguro han salido a dar un paseo con su compañero de vida al parque y se han encontrado con otras personas que salen en el mismo plan, permitiéndoles hablar un poco de sus experiencias, generando lazos con otras personas”, comenta Daniel Flórez, médico y candidato a Magíster en Salud Mental Comunitaria de la Universidad El Bosque.

La ‘Fundación Affinity‘, menciona que la influencia positiva en el “estado de bienestar” del vínculo generado entre los humanos y los animales es reconocido desde la evidencia científica, mejora  la calidad de vida, el bienestar mental y el bienestar social. Esto se logra porque las mascotas generan en las personas sentimientos de empatía, compasión y responsabilidad.

En cuanto al bienestar físico, para Flórez es importante mencionar que compañeros como los perros, estimulan la actividad física, teniendo en cuenta el cuidado que estos requieren: visitar el parque o salir a la calle, lo cual conlleva a mejorar la salud cardiovascular.

“En el caso del aislamiento causado por la pandemia, las mascotas tienen un rol importante, relacionado con la compañía que generan, el mantenernos más saludables, ayudándonos a reducir el estrés y siendo un alivio a las preocupaciones cotidianas, generadas por las condiciones adversas del entorno”, comenta Flórez.

En el caso de los niños, como lo han demostrado múltiples estudios quienes cuentan con una mascota son más felices, mejoran la interacción con el entorno y les ayuda a mejorar el vínculo de responsabilidad y cuidado para con el otro. Estas condiciones permiten que su constante compañía, sea reconocida como un estabilizador de la conducta infantil.

Para los adultos mayores, las mascotas representan una compañía fiel y permanente, su cariño permite alejar la apatía, en esta población se evidencia disminución del estrés, sumado a dos condiciones importantes: estimulación de la memoria y la atención.

A pesar de los múltiples beneficios que tiene tener una mascota el estudio realizado por el Instituto de Protección y Bienestar Animal evidenció que las localidades de Bogotá en donde más hay animales sin hogar, y en las que denuncian maltratos, son las que menos adoptan entre las que se encuentran Usme, Santa Fe, Tunjuelito, Los Mártires, Antonio Nariño y La Candelaria.

Comparte:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat