Press "Enter" to skip to content

Caterine Ibargüen no pide una oportunidad, plantea un reto

Comparte:

Caterine Ibargüen la tiene clara. Sabía que su salto a la política, con el partido político que fuera, iba a ser controvertido. Pero tiene el cuero duro. Nació en Urabá y desde allí, poco a poco, paso a paso, alcanzó la gloria. Y la criticaron por eso. Así que para todo lo que digan está preparada.

Para su presentación como cabeza al Senado por el Partido de la U escribió unas palabras que la definen de pies a cabeza:

«Vengo de un lugar poderoso, donde conocemos como salir adelante a pesar de las dificultades. De una tierra negra que llevo en mi piel y en cada paso que doy. El deporte me enseñó la importancia de trabajar para mostrar lo mejor que tenemos, me enseñó que el esfuerzo siempre da frutos, que sí hay caminos para construir la vida que soñamos.»

Caterine Ibargüen

Así que pierden el tiempo quienes creen que por criticar o descalificar su decisión la van a amilanar. Caterine Ibargüen está acostumbrada a caer y volverse a levantar. Lo hizo durante décadas aún en aquellos momentos cuando más le dolían las piernas.

Tiene madera para la política. Habla de frente, con palabras sencillas, pero al punto.

Caterine no pide una oportunidad. Plantea un reto. Un desafío. Si de verdad queremos cambiar empecemos por respetar a los demás, por acreditar y fortalecer nuestros argumentos sin desacreditar a los de nuestros competidores.

Cómo en el ideal olímpico. Quien gana es aquel que saltó más lejos, no quien le puso zancadilla a los demás.

En Libreta de Apuntes Noticias conversamos unos minutos con Caterine Ibargüen. Vale la pena escucharla.

Comparte:

Be First to Comment

Deja una respuesta

Abrir chat