Press "Enter" to skip to content

¿Cómo disminuir los riesgos de la digitalización bancaria?

Comparte:

Por: Gustavo Lauría *

Parte de la transformación digital que vienen realizando los bancos provocó que salieran a la luz los principales riesgos de la digitalización.

Si bien la tecnología es un aliado perfecto para mejorar la experiencia de los clientes, no usarla correctamente podría traer distintos problemas como ataques de ciberseguridad, regulaciones legales y procesos operativos, entre otras.

La industria se encuentra en un entorno cambiante en el que los softwares o las API ya están mejorando la experiencia de los usuarios tanto dentro, como fuera de las sucursales.

Sin embargo, ante la implementación de este tipo de sistemas, la gran pregunta es: ¿Podrían traer riesgos para el banco? ¿Los datos de los clientes son susceptibles a ataques? Y la respuesta es simple: todo depende del proveedor que se elija.

Es importante recordar que, aunque se contraten servicios de terceros para los procesos, las entidades bancarias siguen siendo las principales responsables de la información confidencial de sus clientes.

En este contexto, la capacidad para administrar y por supuesto, disminuir los posibles problemas, se debe en gran parte a la arquitectura de los sistemas y los protocolos de seguridad adoptados.

Es fundamental que las instituciones financieras elijan tecnología apropiada y sistemas que se conviertan en una inversión a la hora de prestar un servicio eficiente.

Otra forma de reducir potenciales ataques es cambiar los sistemas obsoletos y manuales por sistemas más seguros que disminuyan las tareas humanas y que garanticen que la información esté en un lugar seguro, como por ejemplo la Nube.

Esto no significa que se deba reemplazar la labor del personal únicamente por tecnología, pero los humanos somos imperfectos y podemos cometer errores que se deben minimizar.

El uso de la banca móvil ha crecido en los últimos años, sobre todo entre las nuevas generaciones.

Pensar en realizar transacciones como pagos de servicios, transferencia de dinero desde la comodidad del hogar evitando largas filas o, por ejemplo, realizar una videollamada para resolver preguntas o solicitar trámites, es algo que hoy los clientes no quieren perder. 

Los bancos deben prepararse en términos de seguridad, herramientas y procesos para enfrentarse a esas situaciones clave.

Los clientes exigen la digitalización, cada vez se adaptan más a ellas y, sobre todo, las prefieren por sobre los trámites presenciales en sucursales.

A la hora de pensar en una transformación hay que encararla sin miedo, con conocimiento, con las herramientas adecuadas y con la capacitación correcta, justamente para prevenir los principales riesgos de la digitalización bancaria.

* Co-Fundador y CMO de Debmedia

Comparte:

Be First to Comment

Deja una respuesta