Press "Enter" to skip to content

Crece la presencia de mujeres en las juntas directivas

Comparte:

Bogotá.- Un importante logro se ha alcanzado en Colombia tras las elecciones de asambleas generales de las empresas inscritas en la Bolsa de Valores. Nuevas y más mujeres integran las juntas directivas de los emisores de valores.

Ahora, un total de 156 mujeres (18.7 %) forman parte de las juntas directivas del país. Se trata de la ocupación más alta de mujeres desde que comenzara a darse un aumento significativo en 2018.

Alexander Guzmán, coordinador del Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del CESA, asegura que sin duda estas elecciones han mostrado resultados positivos y una conquista importante del género femenino en estos espacios corporativos.

En este momento, en Colombia, el porcentaje de emisores con juntas conformadas completamente por hombres es de 32, de 126 que escogieron este año a sus miembros de juntas directivas. El año pasado eran 48.

“En el país, actualmente, hay 156 puestos en juntas directivas ocupados por mujeres. Estos cargos están siendo representados por un total de 138 mujeres. La distribución es la siguiente: hay 125 mujeres a cargo de una sola junta directiva, nueve mujeres a cargo de dos juntas directivas, tres mujeres a cargo de tres juntas directivas y una mujer a cargo de cuatro juntas directivas. Este año llegaron 22 mujeres nuevas, lo que se traduce a que el camino se está ampliando para que cada vez más mujeres formen parte de gobiernos corporativos”.

María Andrea Trujillo, también coordinadora del Centro de Estudios en Gobierno Corporativo del CESA, coincide en que este año ha habido una conquista importante de más mujeres en juntas directivas con el aumento del porcentaje total.

“Este año se contaron 126 emisores de valor. Si miramos cuántas empresas están por encima del 30 % en participación de mujeres otra vez son 22, igual que el año pasado, pero cuando miramos esta estadística vemos que este año las empresas que aún no tienen ninguna mujer son 32 y no 48 como el año pasado. Se ganó un puesto importante en aquellas empresas que ahora tienen, al menos, una mujer, aunque lo ideal es que sean tres o más. Ahí sigue habiendo un techo de cristal, pero cada puesto ganado es un logro».

Preparadas para el liderazgo

Las elecciones de asambleas generales este año han demostrado que la intención del Programa de Liderazgo de Mujeres en Juntas Directivas del CESA es la de preparar cada vez a más mujeres para cargos en gobiernos corporativos.

No se trata de más puestos para las mismas mujeres sino de más oportunidades para más mujeres. El objetivo es preparar a las mujeres para lograr un pool de talento más amplio y así equilibrar el camino para las todas las que se están formando.

“Cuando las mujeres entran a las juntas directivas, ellas generan políticas y hacen que las organizaciones sean mucho más inclusivas para el género femenino, a todo nivel.

Sabemos que las bondades de tener, al menos un 30 % de participación femenina en juntas directivas, está en la mayor diversidad en los órganos de gobierno, la mayor transparencia hacia los grupos de interés y la mayor innovación en las compañías”, asegura Trujillo. Sus afirmaciones están sustentadas en estudios hechos por Adams y Ferreira (2009), PWC (2012) y Byron y Post (2016).

Este año varias son las empresas que han logrado ser ejemplo de equidad de género, con la inclusión de una participación importante de mujeres en sus juntas directivas: Promigas (60 %), Grupo Argos (42.9 %), Bancoldex (40 %), Colpatria Red Multibanca (42.9 %).

Según Alexander Guzmán, Carvajal Empaques y BBVA representan dos logros importantes para el Programa de Liderazgo de Mujeres en Juntas Directivas del CESA, pues gracias al banco de hojas de vidas de mujeres ahora son emisores que tienen mujeres en sus juntas directivas. Antes no las tenían.

¿Qué significan estos resultados?

  1. Esta mayor diversidad en el grupo empresarial permite recoger una mayor rentabilidad de los recursos que se invierten en los sectores.
  2. Cercanía más clara con los grupos de interés.
  3. La equidad de género es un tema supremamente importante: cómo desde las juntas bajan los mensajes hacia el resto de la organización, con políticas claras, lo que impacta en desarrollo económico y social.
  4. Justicia social: más allá del aumento de presencia en mujeres, finalmente hay una aproximación distinta en el tema de género y de equidad de género en juntas directivas. Una visual diferente, mostrada por estas cifras, es el paso que se da del discurso a la acción. María Andrea Trujillo reflexiona en este punto y explica que, en Colombia, en este momento lo que se profesa en la práctica está sucediendo, lo que da la percepción de que la puerta al tema de equidad de género en el país se está abriendo, pero, opina, se trata de un tema que debe permanecer consolidado en el tiempo.

libretadeapuntes.com/suscripciones

Comparte:

Be First to Comment

Deja una respuesta

Abrir chat