Press "Enter" to skip to content

Digitalización, eje de la transformación de la economía y la sustentabilidad

Comparte:

Por: Por Saulo Spaolanse*

Este 28 de julio cayó el día del Sobregiro de la Tierra, fecha que señala el momento en el que la humanidad ha consumido todos los recursos naturales que el planeta está en capacidad de reponer en un término de un año. Una situación que no deja de ser preocupante, si se tiene en cuenta que todavía nos encontramos a cinco meses para que finalice el 2022. 

Se trata de un indicador que nos invita a reflexionar sobre el impacto que como sociedad e industria estamos ejerciendo sobre el planeta. Más aún, cuando actualmente se necesita el equivalente a 1,75 planetas para compensar el total de recursos usados en actividades y rutinas diarias. El incremento de las emisiones de efecto invernadero, la tala de árboles, la degradación de la tierra, la pérdida de biodiversidad, el auge del plástico en los océanos, son solo algunos factores que están comprometiendo la salud de La Tierra.

Una coyuntura con la que la organización Global Footprint Network, busca generar una mayor concientización sobre la forma y rapidez en la que la humanidad está haciendo uso de los recursos de la naturaleza. Una realidad alarmante, si se tiene en cuenta que, en 1971, año en el que se dio a conocer por primera vez está medición, el agotamiento se produjo sobre el 25 de diciembre. 

Y para entender la dimensión de estar reflexionando sobre una fecha que no debería existir en el calendario, me gustaría compartirles la siguiente analogía: es como si su familia o empresa hubiera gastado hoy, 28 de julio, todo el presupuesto financiero que habían destinado para el año, eso significaría que usted estaría con un saldo en negativo en sus cuentas bancarias y próximo a endeudarse. En este caso ese es el sobregiro al que estamos sometiendo al planeta.

Los hechos lo corroboran. Se estima que la industria suministra gran parte de los materiales y bienes necesarios que garantizan el bienestar y calidad de vida para cerca de 7.700 millones de personas en la Tierra. Sin embargo, es una situación que genera una gran problemática ambiental en cuanto genera una fuente importante de agotamiento insostenible de recursos.

En Colombia, puntualmente la situación es preocupante. Recientemente la Fiscalía Nacional General de la Nación dio a conocer que en el país, hasta junio del año en curso se habían perdido cerca de 7.600 hectáreas por cuenta de prácticas de deforestación. Si bien, el país en materia judicial ha adelantado diferentes acciones, aún mucho lo que se debe realizar para reducir estos indicadores. 

Además, de acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), el país generó 26,46 millones de toneladas de residuos sólidos y productos residuales en 2019. De estos millones de toneladas, apenas el 11,82 por ciento fue reciclar y reutilizar ese año.

Un panorama que invita a los líderes empresariales locales, a establecer unos protocolos y medidas con las cuales estaremos contribuyendo a modelar un entorno empresarial sostenible y con el cual se busca mitigar el impacto de la huella que las operaciones están teniendo en el planeta. 

¿Cómo evolucionar a sistemas industriales sostenibles? 

Se trata de que empresas incluyan en su propuesta de valor tecnologías, con las que es posible establecer un consumo de energía y otros recursos de manera responsable y reducir las emisiones de CO2.

En Europa, los edificios representan el 40 % del consumo de energía. Los hoteles, son el ejemplo más apropiado para ilustrar cómo las tecnologías permiten generar ahorros de energía. Las opciones van desde la implementación de sistemas de control de inactividad para los periodos en los que las habitaciones están desocupadas, hasta la instalación de sensores de C02, los cuales efectúan un control de temperaturas, de calidad del aire y de los sistemas de ventilación, esto teniendo en cuenta el grado de ocupación. 

Igualmente, debemos comprender el valor de la Cuarta Revolución Industrial, como factor que ofrece opciones para que la industria pueda «hacer más con menos». La implementación de soluciones con un alto componente tecnológico como la solución EcoStruxure que ofreemos en Schneider Electric, resultan fundamentales para optimizar la productividad y para el desarrollo de procesos con un alto componente de sostenibilidad.

Paralelo a ello, se debe entender la evolución de la industria. Hoy, el sistema eléctrico está migrando a un sistema descentralizado, descarbonizado y digitalizado, en el que los consumidores se convierten en jugadores que pueden obtener, vender y optimizar energía.

Como dice Mathis Wackernagel, presidente y fundador del Global Footprint Network, las empresas que aseguran que sus modelos de negocio estén alineados con sacar a la humanidad del exceso ecológico tienen una ventaja económica inherente, ya que abordan el imperativo cada vez más urgente de vivir dentro de los medios de nuestro único planeta. Debido a su enfoque estratégico con visión de futuro, están posicionadas ventajosamente en un mercado en crecimiento.

Por el contrario, las empresas cuyo éxito sea incompatible con la prosperidad del medio ambiente se enfrentarán inevitablemente a una demanda cada vez menor. Empresas como Schneider Electric no sólo estamos impulsando nuestras estrategias en función de esta información, sino que también ayudamos a nuestros clientes en sus caminos hacia la sostenibilidad. Aceptamos el desafío de la sustentabilidad no sólo como un gesto simbólico de RSE («responsabilidad social corporativa»), sino como una guía vital para construir un futuro para las próximas generaciones.

La mejor forma de conocer el impacto de la propuesta de valor de las empresas es evaluar cómo estamos aportando a la sociedad para mitigar el exceso del consumo de recursos.

Sobre Schneider Electric

El propósito de Schneider es empoderar a todos para aprovechar al máximo nuestra energía y nuestros recursos, de manera que se apoye el progreso y la sostenibilidad para todos. A esto lo llamamos «Life Is On».

Nuestra misión es ser su socio digital para lograr la sostenibilidad y la eficiencia.

Impulsamos la transformación digital mediante la integración de tecnologías de procesos y energía líderes en el mundo, productos de conexión de terminales a la nube, controles, software y servicios que abarcan todo el ciclo de vida, lo que permite la administración integrada de empresas para hogares, edificios, centros de datos, infraestructura e industrias.

Somos la empresa más local entre las empresas globales. Somos defensores de los estándares abiertos y de los ecosistemas cooperativos que comparten con la misma pasión nuestros valores de empoderamiento, inclusión y propósitos significativos.

www.se.com   

*Presidente Schneider Electric Andean Cluster

Comparte:

Be First to Comment

Deja una respuesta