Panorama

Comparte:

Por: Jairo Franco Salas              

Santa Marta, 31 de julio _ RAM_ Es la ley 2.101 expedida el 15 de junio de 2.021 por medio de la cual se reduce la jornada laboral semanal en el país, esta reducción será de manera gradual, sin disminuir el salario de los empleados mediante la referida ley, no se afectarán los derechos adquiridos y garantías de los trabajadores.

Recordemos que hace más de un siglo las jornadas laborales diarias eran demasiado extensas de 12 y hasta 14 horas y el salario no era equivalente a lo laborado; claro estas no existían entidades defensoras de derechos laborales y era el empleador que imponía condiciones, abusando.

En 1.866 en Estados Unidos, fue el Congreso Obrero Laboral en Baltimore que declaró como primera y más importante exigencia de los trabajadores, la promulgación de una ley, fijando en 8 horas para todos los Estados Unidos la jornada diaria laboral de trabajo; surgiendo de un largo proceso de lucha, marchas, protestas por parte de los trabajadores. En el mismo año, el Congreso de Ginebra también estableció jornada laboral diaria de 8 horas.

Surgen la presente ley al panorama jurídico colombiano con el objetivo de reducir la jornada laboral semanal de 48 horas a 42 horas semanales; modificando el artículo 161 del Código Sustantivo del Trabajo, que en adelante será de 42 horas a la semana; estas horas serán distribuidas de común acuerdo entre empleador y empleado en 5 y 6 días a la semana. Transcurrido 2 años a partir de la entrada en vigencia de la ley se reducirá en una hora quedando en 47; pasados 3 años de esta ley se reducirá otra hora, quedando en 46 horas semanales. A partir del cuarto año se reducirán 2 horas más, quedando la jornada en 44 horas, finalmente la jornada de 42 horas iniciara en el 2.025.

En el mundo defensores de la jornada laboral, manifiestan que este hecho puede aumentar la productividad y proporcionar un mejor equilibrio, armonía entre la vida laboral, personal y familiar del trabajador; pero la evidencio de esto en Colombia está por verse. También exponen que esta disminución de la jornada laboral, produce motivación al trabajador, reduce el estrés, se optimiza el tiempo planificando mejor las tareas, propiciando descanso físico y mental lo que lleva a lo que ya manifestamos mayor productividad,

Se espera que la ejecución de esta ley pueda darle mejor calidad de vida al trabajador y su entorno familiar de paso disminuyendo la ansiedad. En países donde se ha disminuido la jornada semanal hasta 40 horas ha afectado más el empleo ya que la tecnología va en aumento día a día.

Mientras que otras legislaciones realizan la disminución laboral semanal de plano; en Colombia esta disminución se hará gradualmente. Veremos y analizaremos los resultados.

[email protected]

Comparte:

Deja una respuesta

Abrir chat