Press "Enter" to skip to content

Tres poderosas razones para desacreditar la captura de Otoniel

Comparte:

Sorprendió. En círculos políticos, judiciales y periodísticos sorprendió la casi inmediata y furiosa reacción de un sector radical de la izquierda colombiana contra la captura de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, el jefe del Cartel del Golfo.

Casi nadie entendía el interés de ese sector político en desprestigiar la captura de un caracterizado violador de Derechos Humanos, señalado por la justicia por el asesinato de líderes sociales, paramilitar y narcotraficante.

Algunos achacaron esa reacción a la polarización que vive el país y a la campaña electoral en curso. Es evidente que se trata de un éxito político contundente para el gobierno de Iván Duque y su política de seguridad en plena campaña electoral.

Esa explicación justifica las primeras reacciones. Más producto de la emoción que de la razón. De un análisis serio de los efectos que generará una noticia de esas proporciones a nivel nacional e internacional.

Pero tres días después de la captura a los comentarios iniciales de dos o tres personajes de esa izquierda radical se fueron sumando abogados, congresistas, periodistas y medios que escarban y usan información, cierta o falsa eso no importa, con tal de que sirva para poner bajo sospecha la captura de Otoniel. 

“Deberían estar felices. No entiendo porque les molesta que hayan capturado a uno de los autores de los asesinatos de los líderes sociales casi todos de izquierda.” Me comentó una amiga simpatizante de esa corriente política.

Pues en otras noticias parece estar la explicación. 

Primera, la Corte Penal Internacional anunció este fin de semana la visita a Colombia y Venezuela del Fiscal, Karim A. A. Khan QC. 

“La Fiscalía de la CPI lleva a cabo exámenes preliminares, investigaciones y enjuiciamientos independientes e imparciales de los crímenes de genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y el crimen de agresión”,

explicó la Corte en un comunicado en el cual además anuncia que… 

«En vista del notable interés suscitado por esta misión a Colombia y a Venezuela, la Fiscalía seguirá emitiendo anuncios y brindará información adicional al público en el curso de la misión del Fiscal a la región». 

La Oficina de Prensa de la Corte invita a los medios de comunicación a dirigir preguntas e inquietudes a un correo electrónico: [email protected].

Es decir que a su llegada al país al flamante Fiscal de la CPI lo recibirán con la noticia de que uno de los más grandes violadores de DDHH y asesino de líderes sociales en Colombia está preso. 

El lunes videos publicados en Grupos de WhatsApp simpatizantes de la izquierda anticipaban que el Fiscal trae fuertes anuncios en contra de Colombia “por el asesinato sistemático de líderes sociales, organizadores y participantes en las recientes protestas sociales que sacudieron al país.

He ahí un factor de molestía para la izquierda pues ante la importancia del capturado, el jefe del Cartel del Golfo, al Fiscal Khan no le va a quedar más remedio que moderar sus declaraciones y reconocer el exitoso avance de las autoridades colombianas para llevar a los responsables de esos crímenes ante los tribunales.  

Testigo contra Nicolás Maduro

Pero siguen apareciendo informaciones que explican la furiosa reacción de la izquierda radical frente a la captura de Otoniel. 

El diario El Tiempo de Bogotá publica un completo informe de su Unidad Investigativa, según el cual Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, el mismísimo jefe del Cartel del Golfo será otro testigo en contra del régimen de Nicolás Maduro en Venezuela.

Según la historia abogados del capo están explorando la posibilidad de entregar pruebas de la vinculación del régimen venezolano con el narcotráfico a cambio de protección para él, su familia y algunos de sus lugartenientes ya presos o el camino de presentarse ante la justicia. 

Úsuga, entonces se unirá a Alex Saab y Hugo “el Pollo” Carvajal, como testigo de la Justicia gringa en los procesos que adelanta contra el gobierno de Venezuela que podrían salpicar a líderes y partidos políticos de España y varios países latinoamericanos entre ellos Colombia.

Investigaciones de las que ya se han filtrado detalles sobre la financiación por parte del régimen venezolano, de campañas electorales de partidos y candidatos presidenciales de Argentina, Bolivia, Ecuador, Perú, Nicaragua y, por supuesto, Colombia.  

Ahora entiendo porque el desesperado interés de desacreditar la captura de Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, el jefe del Cartel del Golfo.

Comparte:

Be First to Comment

Deja una respuesta

Abrir chat