Press "Enter" to skip to content

¿A votar por el menos peor?

Comparte:

Por: Lola Portela

Debo decirlo en honor a la verdad: es un hecho que a María Fernanda Cabal su partido no la quiere, no la apoya y ni la valora. Es el pueblo colombiano regional y esos otros jóvenes que no son de izquierda, quienes la respaldan total y realmente.

De otra manera, no se puede explicar el resultado de la tal consulta interna que nos dice que el 46% de los encuestados, es decir, 1.932 ciudadanos, votaron por Iván Zuluaga y que sólo un 21% le dio su confianza a María Fernando Cabal. Esto nos demuestra que “no hay peor cuña que apriete tanto que la del mismo palo”, como decía mi vieja Lola.

Iván Zuluaga no tiene el apoyo de la juventud, no es un personaje de redes sociales, no es carismático, no le llega a la mayoría del país, y en los debates nunca le ha ido bien, su discurso no convence. Es decir, tiene mucho por trabajar. Sin embargo, lo respaldan los laicos, las personas mayores o los más viejos del país y muchos de esos electores han muerto, por culpa de esta pandemia que sigue atacando a diestra y siniestra y llevándose a valiosos seres.

A mi manera de ver, el cuarto de hora de Zuluaga pasó hace mucho rato, recordemos que, si bien ganó en la primera vuelta las elecciones presidenciales del 2018, en la segunda vuelta el elegido, por la mayoría de los colombianos, fue Juan Manuel Santos.

La derrota de María Fernanda Cabal, por Óscar Iván Zuluaga en la candidatura única a la Presidencia por el Centro Democrático, le dolerá al Centro Democrático, como partido.

Por supuesto, el discurso, la disertación de Zuluaga es más mesurado, menos radical y directo que el de la Cabal, pero el pueblo necesita despertar del sueño de cambio que le brinda la izquierda, en cabeza de Petro.

Nos guste o no, en las elecciones de Colombia presidenciales del 2022 la pelea la darán los jóvenes, ellos pondrán el próximo presidente.

La presidencia no se la disputarán los partidos tradicionales eso es un hecho y para derrotar el vuelo de la izquierda se requiere un candidato diferente, no los mismos, con las mismas.

Los independientes en estas elecciones confirmarán la caída de los grandes partidos tradicionales, que desde hace rato vienen perdiendo el poder.

Las nuevas caras, las nuevas propuestas es lo que pegará, porque pega muy duro en la democracia actual, cada vez más digital, más virtualmente moderna. Aquí no estamos en la demagogia de seguir creyendo que los hijos votan como los padres. Hoy los hijos, jóvenes, deciden, por sí mismos.

Así mismo, es un hecho la muestra de una polarización patente en muchos países del mundo, en la región y también ahora en Chile. El triunfo de José Antonio Kast, de derecha radical, pareciera interrumpir el giro a la izquierda que se venía dando en Chile desde el estallido social de octubre de 2019, cuando comenzaron las masivas protestas que demandaban profundas reformas al actual sistema económico, político y social chileno.

Y es que José Antonio Kast, es muy al estilo Cabal: es un defensor de políticas radicales, férreo crítico del aborto y del matrimonio igualitario; le canta la tabla, de frente, a quien sea. Este candidato, que se enfrenta al izquierdista Gabriel Boric, puntea, mediante un discurso diferente.

«Estabilidad» es una de las palabras que el candidato Kast ha repetido hasta el cansancio, durante su campaña. El político ha afirmado que sacará al país de la crisis generada por el estallido social y la pandemia. Además, asegura que es la persona ideal para «enderezar» el rumbo de Chile. Y al afirmarlo se refiere a su perspectiva económica en la que defiende la desregulación de los mercados y la privatización de las empresas.

Sin ser candidata oficial del Centro Democrático, María Fernanda Cabal puso a temblar a Petro en vivo y en directo en varios debates. Me gustaría ver si Zuluaga tiene la misma experticia y conoce tan bien su contrincante.

Todo lo anterior, me hace pensar que la esperanza estará en Alejandro Char. El ex alcalde de Barranquilla, pues tiene qué mostrar, fue un buen gobernante, y con sólo entrar a la baraja de candidatos presidenciales, sin duda, ya estremeció el mundo político regional y nacional.

Char ya empezó a recoger firmas por el movimiento independiente ‘País de Oportunidades’. Y tal vez, es eso es lo que Colombia, y nuestros jóvenes esperan y necesitan: otra oportunidad para entender que vale la pena quedarse y luchar en Colombia.

Empieza una agitada jornada electoral en Colombia que, con certeza, nos dejará varias sorpresas, las mismas que revelarán ese cambio político que se están viviendo los países sudamericanos.

En lo personal, no votaré por el menos peor. Quiero elegir un candidato que me convenza por su plan de gobierno, un presidente con valores, que respete la vida, siga los principios de Dios y que comprenda que no somos socialistas, ni queremos serlo.

Apúntate

Necesitamos tu ayuda para financiar nuestra cobertura informativa sobre Colombia y el mundo? Porque somos un ecosistema de noticias independiente. Tu contribución nos permite seguir ejerciendo un periodismo de análisis y contexto.
Juntos, podemos seguir contando las noticias como son.

https://libretadeapuntes.com/categoria/noticias

Comparte:

Be First to Comment

Deja una respuesta

Abrir chat