Press "Enter" to skip to content

Cuatro recomendaciones para frenar el fraude empresarial

Comparte:

Bogotá.- Las organizaciones necesitan tomar medidas urgentes para frenar el fraude empresarial.

Flagelo que, solo en términos de soborno en compañías multinacionales, representa USD 20 millones en multas en Colombia, según el FCPA. 

Un estudio de BDO en América Latina y el Caribe reveló que alrededor del 81% de las empresas ignora el impacto que genera el fraude.

Solo un 33% manifiesta que incrementará sus inversiones para adaptarse a una coyuntura donde éste podría seguir creciendo.

“Más empresas deben tomar medidas para detener el fraude corporativo. Nuestros estudios muestran que cada incidente detectado -por empresa en la región- genera más de 160.000 dólares en pérdidas. Además de socializar este análisis, queremos compartir nuestras recomendaciones para alcanzar estrategias sostenibles

Fernando Peyretti, socio regional de Forensics para Latam de BDO

Estas son las cuatro recomendaciones de BDO en Colombia para poner freno a los casos de fraude y corrupción en las organizaciones.

Formación a empleados y a proveedores de servicios estratégicos

Más de 95% de las investigaciones que implicaron sanciones en el marco de la FCPA demostraron la participación de terceras partes en el desarrollo de esquemas de pagos de sobornos a funcionaron públicos.

Las empresas indicaron que en el 18% de los casos de fraude empresarial se identificaron a terceras partes, incluyendo proveedores, clientes y personal tercerizado.

“Por eso, la recomendación es que las organizaciones realicen capacitaciones periódicas tanto a los empleados como parte de sus programas antifraude y anticorrupción e incluir al personal clave vinculado a servicios estratégicos”,

Luis Enrique Sánchez, socio líder de Advisory de BDO en Colombia

Crear una cultura antifraude desde la cabeza

Será fundamental que el CEO o gerente de la organización esté convencido de llevar a cabo un plan de acción para luchar contra el fraude y la corrupción.

Solo así, asegura BDO, esta causa ocupará un lugar relevante dentro de la estrategia de las compañías.

Implementar canales de denuncia

En la región de Latinoamérica y el Caribe, solo el 28% de los esquemas de fraude se detectaron como consecuencia de una denuncia interna, cuando a nivel internacional cerca del 45% de los casos se detectan por esta vía”, según el documento de BDO.

Al respecto, es deseable que las organizaciones implementen rápidamente canales que aseguren la confidencialidad y el anonimato, acompañados por políticas antirepresalias.

Así mismo, será relevante fomentar las investigaciones para llevar a juicio casos de fraude, también, reportar hechos de corrupción en múltiples jurisdicciones, pues es una medida para generar un cambio de comportamiento”, complementó Luis Enrique Sánchez.

Fortalecimiento de la función de Compliance

Durante la última década, más compañías incorporaron roles de Compliance y desarrollaron sus programas de Integridad, a la luz de las recientes normas anticorrupción promovidas por la OCDE (Ley 2195 de 2022 de Colombia), así como por el refuerzo de la Ley de Prácticas Corruptas.

En la coyuntura actual, observamos que las compañías deben profundizar esta tendencia, incorporando la mirada de Compliance de forma más profunda a la estrategia de negocios, así como la implementación de las recientes normas ISO 37001 (Sistemas de gestión antisoborno), y la ISO 37301 (Sistemas de gestión de cumplimiento)”, comentó Sánchez.

Aunque el panorama anticorrupción parece incierto en la región y en Colombia, lo cierto es que apoyarse en la experticia de un tercero para crear políticas de control interno, detectar y gestionar los riesgos, es y será clave para que los recursos que pierden las compañías por fraudes y prácticas como el soborno no caigan en “saco roto” y, por el contrario, se destinen al crecimiento sostenible de la organización.  

Comparte:

Be First to Comment

Deja una respuesta