Por Flavio Levi*  Como el pegamento que mantiene unido el viaje de los consumidores, el ecosistema móvil ha creado la publicidad más cuantificable que existe. Lo soñamos durante mucho tiempo. Hablamos de ello en congresos, reuniones y otros eventos. Desde la llegada de los smartphones, sabíamos que un día la medición sería implacable. Es hora de aprovechar este potencial para exigir y buscar la transparencia. El rastro del consumidor es medible, su actividad en cada una de las aplicaciones que utiliza en su dispositivo personal refleja no solo sus preferencias, sino también su forma de aceptar o rechazar la publicidad. Gracias al móvil, es posibleVer mas