Press "Enter" to skip to content

Carta abierta de Gabriel Jaime Vallejo al pueblo colombiano

Comparte:

Pereira, 8 de octubre de 2021

Compatriotas:

Siento la necesidad de escribir esta carta para expresarle pueblo colombiano lo que siento en estos momentos. La violencia y la muerte tocaron hoy la puerta de mi corazón y de mi alma; la tristeza y desolación embargan mi espíritu.

Hoy cumpliendo su deber como oficial de la Policía de la patria, mi hermano Juan Pablo fue asesinado por delincuentes en la ciudad de Bogotá. Jamás imaginé que una situación como esta pudiera ocurrirle a un miembro de mi familia, jamás pensé que la muerte se asomara de la manera en que lo hizo este día.

No puedo negar el profundo dolor que siento por la forma en que partió Juan Pablo, su ausencia intempestiva, el inmenso vacío que deja, los momentos que nos faltaron para recuperar el tiempo perdido, pero sobre todo, me duele ese sufrimiento inconmensurable que están sintiendo su esposa Carolina, su hija Isabella, su madre Alida, mi padre y toda la familia, solo Dios lo sabe.

La muerte de Juan Pablo ha sido uno de los hechos mas dolorosos de mi existencia, no solo por el lazo de sangre que nos unía sino por las circunstancias en que ocurrió.

Durante las ultimas horas no he dejado de pensar un solo instante en esos miles de hombres y mujeres que se levantan a diario a dar su vida por nosotros, no he dejado de pensar en sus familias, en sus hijos, en sus amigos, he logrado sentir angustia que ellos sienten cada vez que salen de sus hogares para cumplir con su deber: la defensa de la vida, la libertad y la propiedad de todos nosotros.

Hoy mas que nunca le pido al Dios de esta Nación que nos permita a todos los colombianos ser conscientes de to que significa ser un soldado y policía de la patria, de su sacrificio y el de sus familias, de su entrega incondicional y determinación para ver siempre a Colombia grande, respetada y libre.

Hoy le pido a los jóvenes de Colombia que se detengan un solo instante piensen en Juan Pablo, otro joven de 25 aros que dio su vida por defenderlos, por protegerlos, por cuidarlos, por garantizar que tuvieran un país libre y seguro.

Él al igual que ustedes tenia sueños, metas, proyectos, el simplemente dentro de su proyecto de vida quería servirle su país para ayudar a construir una mejor Colombia. Hoy le pido los colombianos que cada vez que nos crucemos con un soldado y policía de la patria le sonriamos le digamos simplemente: gracias por lo que hacen por nosotros.

Agradezco inmensamente todos lo mensajes de afecto  que mi familia yo hemos recibido, significan mucho para nosotros.

Finalmente quiero decirle a los asesinos de Juan Pablo que oro por ellos, que Dios los perdone y los bendiga.

GABRIEL JAIME VALLEJO CHUIFI

Comparte:

Be First to Comment

Deja una respuesta

Abrir chat