El Nuevo Liberalismo está de regreso a la política colombiana

Comparte:

Bogotá. La Corte Constitucional le devolvió la Personería Jurídica a al Nuevo Liberalismo, partido fundado por Luis Carlos Galán en los años 80 del siglo pasado.

La decisión del tribunal constitucional obliga al Consejo Electoral al devolverle la personería jurídica al Nuevo Liberalismo partido que podrá presentar candidatos a la Presidencia de la República y al Congreso de la República y recibir financiación laboral para sus campañas.

Juan Manuel y Carlos Fernando Galán, hijos de Luis Carlos Galán son sus actuales representantes. Juan Manuel es precandidato presidencial de la Coalición de la Esperanza.

El regreso del Nuevo Liberalismo a siete meses de las elecciones para Congreso obligará a sus miembros a replantear sus planes y estrategias para las próximas elecciones porque ya no depende de terceros para presentar candidatos. Antiguos miembros hoy en otros partidos y movimientos o retirados podrían regresar.

El Nuevo Liberalismo está de regreso. Muchas noticias y cambios en la campaña están por pasar. Atentos.

El fallo

La corte consideró que, tanto el Consejo Nacional Electoral como el Consejo de Estado, desconocieron el derecho de los partidos que como consecuencia de la violencia desaparecieron.

La Sala Plena de la Corte Constitucional concedió una tutela a favor de la familia Galán y ordenó al Consejo Nacional Electoral otorgarle la personería jurídica al movimiento Nuevo Liberalismo, del que fue su líder Luis Carlos Galán Sarmiento, asesinado en agosto de 1989.

La ponencia del magistrado Jorge Enrique Ibáñez fue acogida por unanimidad por la sala de la corte, la cual le dio la razón a la señora Gloria Pachón de Galán, viuda de Luis Carlos Galán, y sus hijos.

La corte consideró que, tanto el Consejo Nacional Electoral como el Consejo de Estado, desconocieron el derecho de los partidos que como consecuencia de la violencia desaparecieron y, por ende, perdieron la oportunidad de participar en el ejercicio de la democracia.

En esa decisión se dijo que “aunque el Consejo de Estado reconoce vehementemente que los miembros de esta agrupación política fueron objeto de violencia, encontró demostrado que el motivo por el cual la autoridad electoral canceló su personería jurídica en 1988 fue la solicitud expresa efectuada a través de su máximo dirigente, Luis Carlos Galán Sarmiento, como consecuencia de la reincorporación al Partido Liberal”.

La Sección Quinta también dijo que no era posible “reactivar la Personería Jurídica de dicha organización a partir del “Acuerdo Final Para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera” firmado entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP, porque su aplicación requiere desarrollo normativo; aunado a que en el caso de esta última organización fue la propia Constitución Política (Acto Legislativo 03 de 2017) la que le reconoció personería jurídica”.

Más adelante en esa decisión advierte que “no existe un trato discriminatorio respecto de la Unión Patriótica, por cuanto, en el caso resuelto por la Sección Quinta el 4 de julio de 2013 se dejó de aplicar el umbral para conservar la personería jurídica debido a que fue precisamente la violencia la que le impidió alcanzarlo; mientras que el Nuevo Liberalismo se despojó de tal personería para emprender un nuevo proyecto político a partir del acuerdo programático celebrado con el Partido Liberal”.

La tutela de los Galán invocó una decisión del Consejo de Estado que revivió la personería jurídica de la Unión Patriótica, cuyos miembros fueron asesinados en la década del 80 y que fue desconocida por el Consejo Nacional Electoral.

Declaración del Nuevo Liberalismo

Tras conocerse el fallo de la Corte Constitucional el nuevo Liberalismo emitió esta declaración:

DECLARACIÓN PÚBLICA DEL NUEVO LIBERALISMO

Colombia se encuentra en una de las más grandes crisis. Una crisis de trascendencia histórica que se percibe en todos los aspectos de la vida de nuestro pueblo; se percibe en la extensión de la miseria en las zonas urbanas y rurales, en el empobrecimiento de las clases medias y populares, en la disminución de las oportunidades de ascenso para los sectores populares del país. Una crisis social también, por los cambios en el lideraz go colectivo; los líderes en Colombia ahora no surgen tanto como consecuencia de una capacidad de interpretación de los problemas del país sino como resultado de factores artificiales o porque se hace dinero de la noche a la mañana por caminos no siempre claros o porque se manipulan los instrumentos administrativos para obtener poder político y poder electoral.

Luis Carlos Galán, 1982.

Celebramos la decisión de la Honorable Corte Constitucional de reconocer la Personería Jurídica del Nuevo Liberalismo, porque responde a la aspiración de millones de ciudadanos que durante muchos años, inspirados en sus principios de democracia, han querido expresarse y participar en la construcción de una nueva sociedad.

El renacer del Nuevo Liberalismo es una nueva oportunidad para representar a todos los que se desencantaron de la política, a los incrédulos, a las minorías, a las mujeres, a las víctimas, a los liderazgos sociales que no logran que su voz sea escuchada.

Esta no es la victoria de unos cuantos ciudadanos, fundadores y militantes de un partido político, sino la respuesta a innumerables compatriotas que no han logrado aún llegar con sus conocimientos, sus denuncias, su situación de abandono, su voz siempre ignorada, al logro de sus aspiraciones como seres humanos y miembros de una sociedad.

Vivimos momentos difíciles en el país y en el planeta. Somos conscientes de nuestra responsabilidad para contribuir a la construcción de una Colombia con justicia social, democracia política y económica y un desarrollo compatible con la protección de nuestros recursos naturales. De todos nosotros depende superar la pobreza, la desigualdad y acabar la corrupción.

Salir de esta situación requiere hoy nuevas ideas y nuevos liderazgos que convoquen a una fuerza ciudadana comprometida con un cambio profundo en nuestra sociedad. Queremos que los jóvenes tengan las mejores oportunidades, que haya equidad de género real y que la experiencia de los mayores sea verdaderamente valorada. Por eso celebramos hoy este renacer para congregarnos entorno a la construcción colectiva de un nuevo sentido de Nación, alejados de liderazgos mesiánicos, populistas y que promueven la polarización.

Los retos son gigantescos, pero nuestros sueños de Nación son aún mayores. Millones de colombianos fueron convocados por el Nuevo Liberalismo a finales de los años setenta ante la necesidad de promover cambios estructurales que permitieran derrotar la ilegalidad en todas sus manifestaciones, la injusticia social, la degradación de la democracia y la libertad, que desde entonces minaban las esperanzas de una vida digna. Este anhelo fue truncado durante cuatro décadas por la violencia derivada del proyecto político del narcotráfico y la corrupción.

Celebramos este día como el Renacimiento de la Esperanza. La bandera por una Colombia nueva que izaron Luis Carlos Galán, Rodrigo Lara Bonilla y quienes los acompañamos en la construcción del Nuevo Liberalismo en 1979, hoy se vuelve a levantar.

¡Siempre adelante, ni un paso atrás!

Bogotá, agosto 5 de 2021

GLORIA PACHÓN DE GALÁN

FERNANDO GALINDO GONZÁLEZ

CECILIA FAJARDO CASTRO

RAFAEL AMADOR CAMPOS

ANDRÉS TALERO GUTIÉRREZ

JOSE CORREDOR NÚÑEZ

Comparte:

Deja una respuesta

Abrir chat